Esto somos nosotros y ésta es nuestra historia.

 Nuestra historia tuvo inicio hace muchos años, cuando mi abuelo Quintilio y mi tio Gino decidieron comprar un pequeño lote de terreno y construir en él, con el trabajo de sus propias manos, la casa que aún hoy es nuestra hogar. Cada mínima parte de ésta nos pertenece, es como una creatura que necesita atención y cariño!!!

En ella, nuestros familiares siempre han encontrado hospedaje, piensen que tan pronto como la construyeron ya se podían hospedar hasta 10 personas!!!!

Luego, con el pasar de los años, cada cual escogió su camino: yo decidí trabajar como commerciante; en esa época, con el objetivo de desafiar mi instinto para los negocios, decidí dedicarme al sector del vestiario, el cual no obstante las dificultades de la situación general del momento, tuvo un buen desarrollo.  Así pues, con mi esposa dedicamos día y noche a nuestro trabajo.

Pasaron muchos años, nuestros niños crecieron. Al encontrarnos en una casa grande, comenzamos a pensar que habríamos podido hacer en ella

algo que nos pudiera dar nuevos estímulos, algo que nos hiciera sentir vivos y que nos permitiera de conocer otras culturas; en otras palabras tuvimos una visión totalmente distinta a nuestra forma de pensar usual y podemos decir ahora que aunque nos mantiene muy ocupados, tener continuamente huéspedes en casa, es bello.

Así fué como la idea de ofrecer hospedaje a los viajeros comenzó a madurar lentamente en nuestras mentes, nos sentíamos un poco extraños, porque de un momento a otro teníamos que modificar completamente nuestras costumbres pero igual vimos que era el momento de probar sensaciones nuevas y estimulantes.

La remodelación de los ambientes de la casa no se limitó sólamente a mejorar los detalles exigidos por la ley (que no son pocos, créanme) sino también a

introducir otros para crear un ambiente que hiciera sentir al huésped no en un lugar cualquiera sino en un lugar especial y acogedor.

Entonces? qué dicen? Si nuestra historia les ha causado un poco de curiosidad, entren y juzguen con sus propios ojos ....